me quedo.

Me quedo con quien me da letras y risas y aventuras. Con quien me da la mano sin miedo. Me quedo porque creí que era imposible encontrar esto. Porque me había resignado a lo que parecía ser suficiente pero que dejaba siempre un pequeño vacío. Yo me quedo con quien se acerca y me mira y alcanza a distinguir todos los remolinos que llevo y me despeinan por dentro. Me quedo con quien no huye, pero no se acostumbra. Me quedo con quien está dispuesto a saltar y construir puentes a la vez. Yo me quedo con quien me busca y me encuentra pensando en él. 

Anuncios