la nostalgia

Hay días que me dan arranques de nostalgia pero intento distraerme con más de algo para que no me peguen muy fuerte. Pero últimamente, ya no he peleado tanto contra esos arranques como antes. Ya está bastante internalizado y asimilado el hecho que faltan muchos días para volver, pero hay cosas que me hacen falta. El día del Fiambre por ejemplo, me mandaron fotos de toda mi familia comiendo, mi abuelita cocinando y aunque ni me gusta el fiambre, me entró la tristeza un poco. Más por todos ellos y la locura que yo sé que es ese día. Además de las fotos del cementerio y eso. Y pensar en mi abuelo.

Mi abuelo falleció hace 5 meses. Yo prácticamente vivía con él. El día que me enteré que me venía para acá, él estaba en el hospital. Llevaba una semana ahi y yo pensé que iba a esperar a que se mejorara para contarle. Ya no se mejoró y conforme pasaron los días las cosas parecían más complicadas y él apenas me reconocía y ya no le conté. El último día, cuando volvió a casa, recitamos juntos el poema de “Margarita está linda la mar…” y lloré y lloré a la par de su cama y un par de horas después, se fue. A cada rato pienso en él, en que le debí haber contado, en que le habría dado una gran emoción y felicidad. Que me habría dicho “Margaret, eres una chica lista”. Pero no pasó. Lo pienso mucho, desde que era chiquita era quien más conexión sentía entre mis cuatro abuelos. Y yo sé que siempre estuvo orgulloso de mi y mis hermanas. Me hace mucha falta, y una parte de mi sabe que venirme para acá fue un poco como huir de lo que me dolía estar allá. Lo que me dolía cada vez que entraba a la casa en la noche y el no estaba ahi para contarle de mi día en el trabajo o para comentar los artículos del New York Times de la semana. Soy un poco -bastante- cobarde y con gusto salí corriendo de ahí para no tener que seguir enfrentando de cara la tristeza. Ni siquiera volví al cementerio después de su entierro. Quien iba a decir que toda esa tristeza me golpearía aún más estando lejos.

Resultó más triste el post de lo que quería. Pero bueno. Saludos a quien lo lea.

Anuncios

Un comentario el “la nostalgia

  1. J dice:

    Un abrazo que derrita el iceberg. Su abuelo crió a la mejor nieta, e hizo una familia hermosa. Estamos orgullosos todos de usted y como se lanza por sus sueños. Ya la cuenta regresiva tiene un día menos para llevarle todo mi amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s